Tokio. Las bolsas en Asia retrocedían este viernes por la inquietud sobre un débil crecimiento global, y el euro se debilitó luego de que la agencia Standard & Poor's rebajó la calificación crediticia a largo plazo de España en un escalón.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas perdía un 0,4%, pero se encamina a un avance semanal de un 5%, su mayor alza en una semana desde noviembre del año pasado.

El índice ha retrocedido cerca de un 16 por ciento en lo que va del año tras fuertes declives en agosto y septiembre, pero ha recuperado cierto terreno recientemente por la esperanza de una acción firme de los líderes europeos para frenar la crisis de deuda en el Viejo Continente.

Las materias primas empujaban el referencial a la baja tras crecer el temor sobre un debilitamiento en la demanda de China, pero el petróleo y el cobre se recuperaban de pérdidas tempranas, parcialmente por un rebote técnico.

El Indice de Precios al Consumidor en China subió a un 6,1% en septiembre en relación con el mismo período del año pasado, debilitándose levemente en comparación con agosto y brindando apoyo a la idea de que el banco central se abstendrá por el momento de modificar sus tasas de interés.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó un 0,9% luego de tocar un máximo en cuatro semanas este jueves.

Las acciones en Hong Kong y Shanghái también se debilitaron luego de que los operadores recogieron ganancias, pero el referencial Hang Seng .HSI y el índice compuesto de Shanghái se encaminan a ganancias semanales de un 4,5% y un 2,2%, respectivamente.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo se recuperaban luego de retroceder por el temor sobre la demanda en China, el segundo mayor consumidor de crudo en el mundo.

El crudo Brent de Londres LCOc1 trepaba un 0,1%, a 111,26 dólares el barril, y el petróleo estadounidense ganaba un 0,4%, a 84,54 dólares.

A las 0333 GMT, los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres CMCU3 subían un 1,2%, a 7.396,50 dólares la tonelada, luego de caer un 2,9% en la sesión anterior.

A las 0301 GMT, el oro al contado cotizaba con escasa variación a 1.665,59 dólares la onza, en camino a un avance de un 1,7% desde la semana anterior.

En los mercados de divisas, el euro cayó luego de la rebaja de España pero más tarde recortaba pérdidas para cotizar con escasa variación en torno a 1,3802 dólares, con lo que sigue encaminado a su mayor avance semanal desde enero.