Hong Kong. Las bolsas en Asia se encaminan a su mayor declive diario en dos meses y el dólar se fortaleció este lunes con posibles ganancias adicionales debido a que la inquietud de una posible reestructuración de la deuda en la zona euro llevó a los operadores a reducir el riesgo.

Luego de avanzar más de un 4% en menos de dos semanas, el dólar extendió su mayor racha ganadora contra una canasta de divisas en lo que va del año, ayudado por los violentos vaivenes en las materias primas y problemas en la zona euro.

El euro retrocedió hasta Us$1,4063, su mínimo en seis semanas, tras descender un 5,9% desde un máximo en 17 meses de US$1,4940 que tocó hace dos semanas.

La mayoría de las bolsas en la región estaban en terreno negativo este lunes, con Hong Kong y Yakarta liderando las pérdidas luego de que los fondos deshicieron sus posiciones en papeles ligados a materias primas.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón perdía un 1,3%, extendiendo un declive de dos semanas y preparándose para su mayor caída diaria desde mediados de marzo.

El índice japonés Nikkei bajó un 0,94%, con los bancos exhibiendo los peores desempeños y el referencial australiano cedió un 1,2%.

Aún cuando funcionarios de la zona euro se apresuraron por evitar un empeoramiento de la crisis de deuda, una complicación inesperada para los mercados surgió con el arresto por cargos de agresión sexual del jefe del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn.

Pesando sobre el euro también se encuentra la debilidad de las materias primas, con un retroceso en el petróleo y el oro luego de exhibir una reciente volatilidad.

La fortaleza del dólar limitó los avances que vio el petróleo durante la semana pasada, con el crudo estadounidense bajando casi un 1% este lunes, por debajo de US$99 el barril.

A las 0332 GMT, el oro al contado retrocedía un 0,1%, a US$1.491,76 la onza.