Singapur. Las bolsas en Asia treparon este viernes antes de un discurso que ofrecerá más tarde del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre el panorama económico en Estados Unidos, y el euro subió luego de que España acordó un límite constitucional a su deuda.

Bernanke tiene previsto hablar en un simposio anual de banqueros centrales en Jackson Hole, Wyoming, a las 1400 GMT.

Su discurso el año pasado en el mismo escenario preparó el terreno para un programa de compra de bonos de la Fed de 600.000 millones de dólares que buscó revivir a la economía.

El programa de alivio cuantitativo fue apodado "QE2", por su sigla en inglés.

Aunque los inversores han especulado que Bernanke podría indicar una nueva ofensiva monetaria en su discurso, muchos analistas creen que quienes prevén medidas importantes -como un QE3- podrían decepcionarse.

"El mercado carece de un potencial ascendente debido a que algunos dudan que habrá otra ronda de alivio cuantitativo de la Fed", dijo Lee Suk-won, un estratega de mercado de E-Trade Securities.

En Asia, las acciones cambiaron drásticamente de dirección este viernes, con el índice japonés Nikkei cerrando con un alza de un 0,29%, mientras que a las 0530 GMT el índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón ganaba un 0,1%.

"Aunque existe especulación de que no habría una indicación clara de un QE3 por parte de Bernanke, los inversores no quieren tomar posiciones", dijo Yutaka Miura, un analista de Mizuho Securities.

En los mercados de divisas, el euro trepó contra la moneda estadounidense a US$1,4427, impulsado por un acuerdo entre el Gobierno español y partidos de oposición para limitar constitucionalmente la deuda pública.

En los mercados de materias primas, el crudo Brent estaba plano a US$110,60 por barril antes del discurso de Bernanke, con el ánimo apoyado por la inquietud sobre el impacto del huracán Irene en los suministros de la Costa Este estadounidense.

El oro al contado ganaba un 0,5% a US$1.778,6 la onza, pero el metal precioso aún se encamina a una pérdida semanal de casi un 4%, su primera luego de tres semanas consecutivas de repuntes después de que los inversores buscaron refugio de la agitación en los mercados.