Tokio. Las bolsas en Asia trepaban este miércoles y el euro se estabilizaba luego de que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que renunciaría, aumentado la esperanza de que Roma avance con reformas que podrían evitar que la crisis de deuda europea se expanda.

Un debilitamiento en la inflación china también redujo los temores sobre la segunda mayor economía del mundo, lo que impulsó los precios del petróleo y el cobre y ofreció apoyo a los papeles en Hong Kong.

Sin embargo, las dudas respecto a si la Unión Europea podrá evitar que se extienda la crisis de deuda siguieron avivando el interés por el oro y reforzando su precio.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas .MIAPJ0000PUS llegó a subir hasta un 1,7% antes de recortar ganancias para cotizar en torno a un 1%.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con un avance de un 1,2%.

Berlusconi dijo el martes que abandonaría el cargo luego de que el Parlamento apruebe una ley de presupuesto que incluye reformas exigidas por Europa, pero Italia parece encaminada a una prolongada incertidumbre política tras su anuncio.

"La noticia ayudó a estabilizar al euro y llevó a los inversores a recomprar acciones, pero aún hay incertidumbre sobre la moneda europea debido a que un cambio en su líder por si solo no garantiza que mejore la situación fiscal de Italia", dijo Yuuki Sakurai, CEO de Fukoku Asset Management.

"Hasta que el problema de la deuda soberana (...) esté resuelto, la preferencia de los inversores por los activos líquidos como el efectivo y los bonos del Gobierno japonés continuará", agregó.

El euro se mantenía firme, cotizando a US$1,3835. Este martes la moneda europea llegó a subir hasta US$1,3847 en Nueva York.

La inflación anual en China se debilitó a un 5,5% en octubre, su tercer mes consecutivo de declives desde que en julio tocó un máximo en tres años, y el primer ministro, Wen Jiabao, dijo que los precios han caído adicionalmente desde entonces.

Los precios a los productores subieron un 5% en el año hasta octubre, comparado con un incremento de un 6,5% en el año hasta septiembre.

El alivio en las presiones sobre los precios ayudó a avivar las expectativas de que el Banco Popular de China podría comenzar a relajar su política monetaria en momentos en que los exportadores sienten el impacto de la ralentización en el crecimiento global.

El índice Hang Seng de Hong Kong .HSI subió cerca de un 2% mientras que el índice compuesto de Shanghái ganó un 0,3%.

El crudo Brent de Londres LCOc1 trepaba por quinto día consecutivo, ganando un 0,5%, a US$115,57 el barril, y los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres CMCU3 subían un 1,5%.

A las 0639 GMT, el oro al contado se fortalecía un 0,15%, a US$1.787,50 la onza.