Singapur. Las bolsas asiáticas subieron este jueves, tras conocerse que las exportaciones chinas crecieron más que lo esperado y luego de que el presidente de la Reserva Federal aseguró que la recuperación de la economía estadounidense marcha sólida.

El euro se mantenía cerca de mínimos de 4 años contra el dólar pero continuaba pareciendo frágil, mientras los operadores esperan la reunión del Banco Central Europeo para ver si se planean nuevas medidas para ayudar a los endeudados países de la zona euro.

Los mercados asiáticos también recibían apoyo de los comentarios positivos de Ben Bernanke, quien dijo a la comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes que la recuperación de la economía de Estados Unidos está en marcha incluso si el nivel del empleo se recompone lentamente.

Bernanke declaró que si bien una doble recesión "nunca puede ser descartada completamente", él espera que la mayor economía del mundo continúe creciendo.

Las bolsas mundiales y el euro recibieron un impulso este miércoles cuando fuentes dijeron a Reuters que las exportaciones chinas habían crecido alrededor de 50% en mayo con respecto al año previo, desterrando preocupaciones pasadas y dejando de lado temores por Europa.

Pero los mercados bursátiles cayeron en Estados Unidos sobre el final de la sesión cuando una serie de factores negativos superaron el impacto de los datos chinos, resaltando que los inversores siguen asustados.

Los persistentes temores acerca de una desaceleración en Europa limitaron las ganancias el jueves en Asia, pese a que los datos oficiales chinos confirmaron un mayor crecimiento, con un alza de 48,5% en las exportaciones en mayo con respecto al mismo mes de 2009.

El índice Nikkei de Japón subió 1,1%, mientras que el referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas ganaba 0,77%. Hong Kong se recuperó de pérdidas tempranas y subía 0,3%.

Shanghái perdió 0,82%, en medio de una toma de beneficios tras el repunte que experimentó el mercado el miércoles.

Las acciones australianas ganaron 1,1% lideradas por las de productores de materias primas, impulsadas por el alza de los precios de los metales tras los robustos datos chinos.

El euro extendió ganancias al incrementarse las coberturas en corto, y ayudado por comentarios del jefe de un fondo de pensiones chino que dijo que la moneda europea podría capear la crisis de deuda soberana en la región.

La divisa trepó hasta 1,2064 dólares en la plataforma de negocios EBS, recuperando más de un centavo de dólar desde un piso previo a 1,1957 dólares. El euro ha recuperado alrededor de 1,5% tras tocar el lunes un mínimo de 4 años a 1,1876 dólares.