Londres, Reuters. Las bolsas europeas y el euro cotizaban en rangos estrechos este martes mientras los inversores esperan a ver lo que el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos anunciarán para hacer frente a la desaceleración del crecimiento global.

El BCE se espera que revele detalles de un esperado plan de compra de deuda para hacer frente a crisis de deuda de la región en su reunión de política monetaria el jueves, donde también puede reducir las tasas en momentos en que la zona euro se dirige hacia una recesión.

"Hay expectativas de que el BCE expondrá planes de compras de bonos que expiran a más corto plazo y que hará algo por el lado de los intereses, pero más o menos estos aspectos ya han sido descontados", dijo Christian Stocker, estratega de acciones de UniCredit.

El euro subía un 0,3% a US$1,2625, flotando cerca de un máximo de US$1,26378 unidades que tocó el viernes 31 de agosto, su nivel más alto desde principios de julio.

En tanto, el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas perdía un 0,2%, a 1.089,74 puntos en las primeras operaciones, y el referencial Euro STOXX 50 cedía un 0,1%, a 2.461,50 puntos.

Si el BCE cumple con las expectativas, la atención del mercado probablemente pasará a la reunión de formulación de políticas de la Fed la próxima semana donde se analizará si se justifica una flexibilización monetaria adicional.

El siguiente paso del BCE parece más seguro después de que su presidente, Mario Draghi, dijo a los legisladores europeos el lunes que las compras del banco central de bonos soberanos a corto plazo no violarían las normas de la Unión Europea.

Si el BCE cumple con las expectativas, la atención del mercado probablemente pasará a la reunión de formulación de políticas de la Fed la próxima semana donde se analizará si se justifica una flexibilización monetaria adicional.

Datos de manufactura del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) de Estados Unidos previstos serán reportados más tarde, después de que reportes similares el lunes mostraron que la actividad fabril se está desacelerando en todo el mundo.

Las nóminas de empleos no agrícolas en Estados Unidos del viernes también serán cruciales.

Los precios del petróleo y el oro estaban apoyados por las expectativas de estímulo de los bancos centrales, con el crudo Brent en torno a US$116 el barril, y el metal precioso en US$1.696,91 la onza.