Tokio. Un índice de acciones de Asia anotó este jueves un máximo en dos semanas y media, impulsado por las ganancias en Wall Street y una recuperación en los precios del crudo en medio de un débil volumen de negocios antes de Navidad.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 0,6%, después de que las acciones estadounidenses registraron su tercera sesión consecutiva de ganancias. Las acciones australianas saltaron un 1,3% en una sesión acortada.

Pero los principales índices bursátiles de China caían más de un 1% después de que los reguladores ajustaron los requisitos para que las aseguradoras inviertan en las empresas que cotizan en bolsa.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos añadían un 0,7%, a US$37,77 el barril, y el crudo Brent de Londres sumaba un 1%, a US$37,74 el barril.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio borró unas ganancias iniciales y retrocedió un 0,5%, lastrado por la fortaleza del yen.

El gabinete del primer ministro japonés, Shinzo Abe, aprobó el jueves un presupuesto fiscal récord para el 2016 que cuenta con un crecimiento fortalecido y unos mayores ingresos fiscales para lograr el objetivo de Abe de revivir la economía.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, bajaba un 0,2% a 98,139. Frente a la moneda japonesa, el dólar caía un 0,3 por ciento contra el yen a 120,56 yenes. El euro sumaba un 0,3% a US$1,0938.

El oro al contado ganaba un 0,4%, a US$1.074  la onza después de anotar dos sesiones consecutivas de pérdidas.