Singapur. Las acciones de Asia cayeron este viernes y las monedas relacionadas a materias primas, como el dólar australiano, también retrocedieron, después de que decepcionantes datos de Estados Unidos provocaron dudas sobre la fuerza de la recuperación de su economía.

Los renovados temores sobre la crisis de deuda de la zona euro también mantuvieron a los activos de riesgo bajo presión y apoyaron a los bonos del Tesoro de Estados Unidos como activos de refugio.

Una subasta de bonos de España que resultó mejor a lo previsto no logró aliviar las preocupaciones de que el país vaya a seguir a Grecia, Irlanda y Portugal y solicite un rescate internacional.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas cayó un 0,5% y el índice Nikkei de Japón perdió un 0,3%.

Después de sus avances en el primer trimestre en medio de mejores datos de Estados Unidos e inyecciones de liquidez de los grandes bancos centrales, los mercados mundiales de acciones han caído en las recientes semanas, aunque el MSCI de Asia sin considerar a Japón, el Nikkei y el S&P 500 conservan una ganancia de más de un 10% en lo que va del año.

Las acciones de Estados Unidos cayeron un 0,6% el jueves, debido a que las preocupaciones sobre la salud de la economía en general opacaron un comienzo sólido de la temporada de resultados corporativos con compañías como Bank of America , Morgan Stanley y Microsoft.

La cantidad de estadounidenses que solicitaron beneficios de desempleo por primera vez bajó menos de lo previsto la semana pasada, sugiriendo una desaceleración en la creación de empleo.

Otros datos mostraron que la actividad industrial en la región central de la costa atlántica se desaceleró bruscamente este mes y que las ventas de casas usadas en Estados Unidos cayeron por segundo mes consecutivo en marzo.

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron después de los datos y se mantuvieron firmes el viernes, con el rendimiento de las letras a 10 años en un 1,96%.

Las monedas de países productores de materias primas, que suelen ser sensibles a las expectativas de crecimiento económico, cayeron.

El dólar australiano perdió cerca de un 0,2% a US$1,0315 estadounidenses, su segundo día consecutivo de caída, aunque recuperó algo de terreno posteriormente en la sesión.

Los futuros del crudo Brent subieron 25 centavos a US$118,25 por barril, pero se encamina a su mayor declive semanal en más de tres meses.

El cobre operó casi sin cambios cerca de US$8.075 la tonelada y el oro subió levemente a cerca de US$1.645 la onza.

El dólar operaba en torno a 81,55 yenes, luego de que tocó un máximo de una semana y media en 81,74 yenes. El euro subió hasta 107,35 yenes después de que el gobernador del Banco de Japón Masaaki Shirakawa reiteró el jueves que la entidad está lista para tomar nuevas medidas monetarias para apoyar a la economía.

El euro salió ileso de una volátil sesión del jueves para operar a cerca de US$1,3155, un alza de cerca de un 0,1% en el día. Había alcanzado un máximo de US$1,3166 luego de la venta de bonos de España, pero luego cayó por rumores, posteriormente negados, de una posible rebaja de calificación crediticia a Francia.