Singupar. Las bolsas en Asia retrocedían este martes, con la caída en los precios de las materias primas arrastrando a las mineras, mientras que el dólar australiano bajó luego de que el banco central de ese país mantuvo sin variación sus tasas de interés.

Por su parte, la moneda canadiense trepó luego de que los conservadores ganaron una elección federal.

El dólar estadounidense luchó por alejarse desde un mínimo en tres años, mientras que los precios del petróleo y el cobre se debilitaron luego de que los inversores se concentraron en el estado aún frágil de la recuperación en muchas economías desarrolladas.

Una serie de datos que serán reportados esta semana ayudará a medir la fortaleza de la economía mundial, con un foco particular en las nóminas de empleos no agrícolas en Estados Unidos, que serán anunciadas este viernes.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón cedía un 0,9%, con el referencial surcoreano perdiendo un 1,3% y los papeles australianos un 0,8% a la baja. Los mercados financieros de Japón estaban cerrados por un feriado público.

La moneda estadounidense ha estado bajo presión por meses debido a la política monetaria ultra laxa de la Reserva Federal, que abrió una brecha de rendimiento entre el billete verde y monedas como el euro y el dólar australiano.

El índice dólar, que sigue su desempeño frente a seis divisas importantes, ganaba un 0,1%, no lejos del mínimo en tres años que tocó en Nueva York.

El euro cotizaba cerca de US$1,4815, después de tocar un máximo en 17 meses sobre US$1,49 luego de que datos de manufactura sorprendentemente sólidos aumentaron las posibilidades de otra alza en las tasa de interés del Banco Central Europeo.

El dólar australiano retrocedió desde un máximo en 29 años por encima de US$1,10, para cotizar en torno a US$1,09 luego de que el Banco de Reserva de Australia mantuvo sin cambios sus tasas de interés, como se había previsto.

El dólar canadiense se fortaleció luego de que resultados provisionales de las elecciones en Canadá mostraron que los conservadores se encaminan a una victoria, lo que los llevaría a conseguir un Gobierno de mayoría.

El petróleo, el activo a menudo más sensible a las percepciones de riesgo geopolítico, cayó casi un 0,5%, pero permaneció US$2 por encima del mínimo que tocó el lunes al conocerse la noticia de la muerte de Osama bin Laden.

Aunque la muerte de bin Laden podría reducir la amenaza contra Estados Unidos por parte de milicianos islamistas en el largo plazo, el potencial de ataques en represalia en el corto plazo apoyaría los precios, dijeron analistas.

El petróleo estadounidense perdía 50 centavos, a US$113,02 el barril, mientras que el crudo Brent cedía 42 centavos, a US$124,7.

El oro al contado se afirmaba a US$1,547,59 la onza, luego de retroceder desde un máximo histórico de US$.575,79, y el cobre perdía un 0,3%.