Las bolsas de Asia se alejaban este martes desde un máximo en siete semanas luego de que un repunte de los precios del petróleo, que había impulsado a los mercados de valores globales, se revirtió.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón caía un 0,2%, tras haber subido un 0,4% más temprano a su nivel más alto desde el 8 de enero. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio borró sus ganancias de la mañana para cerrar con una baja de un 0,4%.

El índice surcoreano KOSPI y las acciones en Australia terminaron el día con pérdidas. En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cerró con un retroceso de un 0,9%.

Los mercados del petróleo saltaron hasta un 7% el lunes luego de que la caída de la producción de crudo de esquisto en Estados Unidos alimentó la idea de que los precios podrían haber tocado un piso después de un colapso de 20 meses.

Pero los precios retrocedían el martes por la preocupación de que cualquier recorte a la producción estadounidense será contrarrestado por el aumento del bombeo de Irán.

Los futuros del petróleo en Estados Unidos bajaban un 1,9% y el crudo Brent de Londres se debilitaba un 1,6%.

Los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres treparon un 1,6% el lunes, a US$4.694 la tonelada, cerca del máximo en un mes de US$4.720 que anotaron a principios de febrero. Pero el martes restaban un 1,3% a US$4.636.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de seis divisas importantes, retrocedía a 97,315. Frente a la moneda japonesa, el dólar caía un 0,4 por ciento a 112,45 yenes. El euro cotizaba a 1,1033 dólares.