Varias bolsas de Asia cedían este martes después de que las negociaciones entre Grecia y los ministros de Finanzas de la zona euro colapsaron, avivando la incertidumbre sobre un programa de rescate que Atenas ha rechazado como "absurdo".

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón restaba un 0,1%. En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio retrocedió un 0,1% a 17.987,09 puntos.

El euro llegó a caer a US$1,1322, más de un centavo por debajo del máximo del lunes de US$1,14295 unidades, antes de borrar pérdidas para cotizar a US$1,1359.

El ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem, que presidió la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, dio un ultimátum a Grecia, diciendo a Atenas que tenía hasta el viernes para solicitar una extensión o el rescate expiraría al final del mes.

Sin el apoyo de los acreedores, el Gobierno y los bancos de Grecia se enfrentan a una posible crisis de liquidez de euros, lo que podría abrir el camino para que Grecia se convierta en el primer país en abandonar la moneda común por completo.

El yen se afirmaba en 118,50 unidades contra el dólar.

Si embargo, los mercados en buena parte asumen que se alcanzará finalmente un compromiso, dada la consecuencia potencialmente dolorosa de una salida de Grecia de la zona euro.

"El mercado había sido algo optimista sobre un acuerdo, así que hubo un poco de sorpresa", dijo Kyosuke Suzuki, director de divisas de Societe Generale.

"Pero a partir de la experiencia pasada durante la crisis de deuda de la zona euro, el mercado también está acostumbrado a las negociaciones que se arrastran hasta el último minuto. Así que, mientras parece que el riesgo de un suceso extremo va en aumento, no hay pánico en el mercado", agregó.

De hecho, las acciones mundiales alcanzaron el lunes su nivel más alto desde septiembre por el optimismo sobre las negociaciones de la deuda griega, y el índice de acciones mundiales MSCI tocó su nivel más alto desde ese mismo mes.

Los mercados financieros estadounidenses estuvieron cerrados el lunes por un feriado público.

Por otra parte, los precios del petróleo se afirmaban cerca de los máximos recientes por las preocupaciones de suministro en Libia y Kurdistán.

El crudo Brent de Londres ganaba más de un 1%, a 62,09 dólares por barril, cerca de un máximo en ocho semanas de US$62,57 que alcanzó el lunes.