Singapur. Las acciones asiáticas recortaron pérdidas tempranas este miércoles, luego de que los mercados se recuperaron del sacudón inicial después de que China elevó su tasa de interés por primera vez en casi tres años e inquietó a los inversores por un posible ciclo de ajuste.

El dólar retrocedía contra una canasta de monedas y recortaba las ganancias que logró tras la sorpresiva decisión china, que alentó a los mercados a reducir su exposición al riesgo, mientras los precios de las materias primas se mantenían estables tras las súbitas caídas de este martes.

"El ajuste de China vino de sorpresa, pero la intención del país no parece destinada a enfriar su economía. En cambio, parece apuntar a evitar que explote alguna burbuja. Es más natural, si uno mira a largo plazo", dijo Tomomi Yamashita, gerente de fondos de Shinkin Asset Management.

El banco central chino dijo que elevará su tasa de interés de referencia para depósitos y préstamos a un año a partir de este miércoles, en una decisión que algunos analistas dijeron podría sugerir que Pekín y Washington están trabajando en forma conjunta para aliviar las tensiones cambiarias mundiales.

"Los mercados financieros todavía reciben apoyo de las expectativas de una mayor relajación monetaria en Estados Unidos, con una amplia liquidez que ayuda a activos como bonos y materias primas. La atención a partir de ahora pasará por ver si estos flujos de dinero cambian de curso", agregó Yamashita.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas descendía un 0,1% a las 0745 GMT, tras recortar parte de las pérdidas sufridas más temprano.

El promedio Nikkei de la bolsa japonesa también recortó pérdidas pero de todas maneras cerró con un descenso del 1,65%, su cierre más bajo en dos semanas, luego de que los inversores se apuraron por recoger beneficios tras la medida china.

Las acciones en Shanghái ganaron un 0,07% tras una sesión volátil, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong perdía un 0,87%.

En los mercados cambiarios, el índice dólar caía un 0,47% tras haber avanzado más de un 1,6% el día previo. El euro se apreciaba a 1,38 dólares por unidad, tras perder un 1,6% la víspera.

Algunos analistas dijeron que la reacción del mercado fue exagerada, y con la Reserva Federal preparada para relajar su política monetaria el mes próximo, cualquier rebote del dólar tendría corta vida.

Los precios del petróleo rebotaban tras caer más de un 4% luego de la decisión del banco central chino, mientras que el oro al contado también se estabilizaba a US$1.340 la onza tras sufrir abruptas caídas.