Singapur. Las bolsas en Asia retrocedieron este miércoles, impulsadas por los mercados chinos, con la debilidad en los precios de las materias primas inquietando a los inversores por la posibilidad de que podría estar ocurriendo un repliegue mayor en la toma de riesgo.

El desplome de esta semana de un 14% en los precios de la plata puso nerviosos a los inversores sobre mantener grandes apuestas antes de la reunión del Banco Central Europeo este jueves y del reporte el viernes de las cifras de empleo en Estados Unidos durante abril.

El ánimo también se estaba volviendo negativo luego de que el índice Standard & Poor's 500, que tocó el lunes un máximo en tres años, cerró a la baja por segundo día, dañado por el temor de que las ganancias corporativas podrían no estar a la altura de las expectativas.

El dólar estadounidense se mantenía estable tras ganar un 0,7% en la jornada contra una canasta de monedas, luego de rebotar desde el mínimo en casi tres años que tocó el lunes, después de que los fondos de cobertura deshicieron algunas posiciones contra el billete verde.

Los mercados en China y Hong Kong fueron afectados por la debilidad de los papeles ligados a materias primas así como un exceso de emisiones de nuevos valores.

El índice Hang Seng de Hong Kong cedió un 1,6% a un mínimo en un mes y el índice compuesto de Shanghái perdió un 2,3%, con las pérdidas más pronunciadas en sectores cíclicos como los productores de petróleo, carbón y metales y las compañías mineras.

Glencore International AG , el mayor operador diversificado de materias primas, fijó el rango de precio para su oferta pública inicial en Londres y Hong Kong, lo que le permitiría reunir hasta 10.000 millones de dólares, dijeron tres fuentes a Reuters el miércoles.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón, que también tiene una fuerte correlación con los precios de la plata, cedía un 1,5%.

Los mercados japoneses estaban cerrados por un feriado.

Los precios de la plata sufrieron su mayor pérdida en dos días desde octubre del 2008, lo que arrastró a la baja al oro y otras materias primas.

Luego de tocar un máximo histórico a pasos de 50 dólares la onza el jueves pasado, la plata al contado cotizaba a US$41,16 este miércoles, un 1,2% a la baja. El oro también retrocedía un 0,5%.

Los futuros del cobre en Londres cedían un 1,2% a US$9.240 la tonelada.

Los precios del petróleo se debilitaron luego de que datos mostraron que las reservas estadounidenses de crudo subieron fuertemente la semana pasada.

Sin embargo, el crudo Brent de Londres cortó algunas pérdidas tempranas y cotizaba a US$122,32 el barril, casi sin cambios en el día, pero aún lejos del mínimo del lunes de US$121,67.