Hong Kong. El dólar seguía cerca de un mínimo en dos semanas contra una canasta de monedas este lunes y las bolsas en Asia se movían en estrechos rangos de cotización debido a que débiles datos estadounidenses y el temor de una cesación de pagos de Grecia mantenían lejos a los inversores.

Funcionarios de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) posiblemente entregarán esta semana su veredicto sobre la campaña de Atenas para poner bajo control a su déficit.

Sumándose a los problemas de deuda en la zona euro, un ministro irlandés dijo que su gobierno podría tener que solicitar otro préstamos de la UE y el FMI, puesto que tendrá problemas para volver a los mercados de deuda y recolectar fondos el próximo año.

El euro cayó a US$1,4263, luego de superar su nivel de resistencia cerca de US$1,4327, su promedio de movimiento en 55 días.

La moneda europea, que rebotó desde un mínimo en dos meses de US$1,3968 que tocó hace una semana en la plataforma operativa EBS, también enfrenta resistencia cerca de US$1,4369, el nivel más alto en la gráfica diaria Ichimoku, una herramienta de análisis técnico popular entre los operadores.

Contra una canasta de monedas, el dólar cotizaba cerca de la línea de 75, muy cerca de un mínimo en dos semanas que tocó en la sesión anterior.

Una serie de datos débiles aumentó el temor de que la recuperación de la economía estadounidense estaría perdiendo impulso, reforzando las expectativas de que las autoridades mantendrán las tasas de interés en cero por buena parte del 2012, reduciendo el atractivo del dólar.

Los operadores también aguardan un reporte de datos de manufactura global el miércoles en busca de señales de una posible desaceleración de la economía mundial.

Aunque las acciones asiáticas se han debilitado en los últimos meses, el atractivo de los activos de renta fija ha crecido debido a que los bancos centrales de la región lucen listos para subir sus tasas de interés para enfrentar la inflación.

En la jornada, el índice japonés Nikkei y el referencial australiano cerraron a la baja un 0,2% y un 0,4%, respectivamente.

Por su parte, el referencial MSCI de acciones asiáticas excluyendo a Japón rebotó levemente luego de caer por cinco semanas consecutivas.

En los mercados de materias primas, el petróleo estadounidense estaba en buena parte estable en torno a la marca de US$100,30 por barril.