Las bolsas asiáticas rebotaban el miércoles, obteniendo impulso de sólidos datos de Estados Unidos y la dedicación renovada de la Reserva Federal con el estímulo monetario, lo que llevaba a tomar con calma la parálisis política en Italia.

El índice MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón subía un 0,5% después de caer un 1,2% en la sesión anterior a un mínimo de siete semanas.

"Sin ninguna indicación clara de una respuesta directa, la gran pregunta es cuánto tiempo el Gobierno (italiano) se mantendrá en este estado de estancamiento. Y cuánto tiempo, por lo tanto, los mercados van a sufrir", dijo Edward Bland de Duncan Lawrie Private Bank.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, defendió fuertemente las compras de bonos de la Fed ante el Congreso estadounidense el martes, aliviando las preocupaciones de que las autoridades monetarias podrían estar pensando en retirar el estímulo antes que lo previsto.

Datos de Estados Unidos el martes exhibieron un panorama de crecimiento positivo, con las ventas de viviendas nuevas saltando en enero a un máximo en cuatro años y medio, mientras que la confianza del consumidor subió más que lo esperado este mes.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una baja de un 1,3%.

El petróleo estadounidense subía un 0,1% a US$92,71 el barril, rebotando en su nivel más bajo desde el 4 de enero de US$91,92 que tocó el martes, pero el crudo Brent de Londres perdía un 0,1% a US$112,58 el barril.

El cobre de Londres ganaba un 0,5%, a 7.900 dólares la tonelada, mientras que el oro al contado se debilitaba un 0,2% a 1.609 dólares la onza.

En los mercados de divisas, el euro se estabilizaba en torno a US$1,3065, por encima de un mínimo en siete semanas de US$1,3018 que tocó el martes.

El yen se afirmaba un 0,3%  contra el dólar a 91,70 unidades. El yen también subía un 0,2% frente al euro a 119,80 unidades.