Tokio. Las acciones de Asia subieron este lunes, debido a que los sorpresivamente sólidos datos de empleo en Estados Unidos fortalecieron el apetito por el riesgo de los inversores, pero el euro caía por lo temores por la falta de avances en las negociaciones sobre deuda de Grecia.

El índice de acciones de Asia Pacífico MSCI sin considerar a Japón subió un 0,3% después de que escaló hasta un 0,7% anteriormente hasta su máximo en más de cinco meses. El índice registró el viernes su quinta semana de alzas consecutivas.

El índice Nikkei de Japón subió a un nivel máximo no visto en tres meses, justo por debajo de los 9.000 puntos y subía un 1% a cerca de 8.922.

Las economías mundiales mostraron mayores evidencias de resistencia el mes pasado, con el empleo en Estados Unidos superando las estimaciones, mientras que la actividad del sector de servicios del país se aceleró a su mayor nivel en casi un año, y el sector privado de la economía de la zona euro creció en enero por primera vez desde agosto.

Pero Grecia sigue pesando, debido a que varias de las principales condiciones que exige el trío de prestamistas de Atenas, que representa a la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, aún siguen pendientes.

Atenas debe decir el lunes a la UE si aceptan los duros términos de un nuevo acuerdo de rescate. Sin el acuerdo, Atenas se dirigiría a una desordenada cesación de pagos.

"Es una mezcla realmente. Hasta que se resuelva lo de Grecia, será difícil ponerse demasiado optimista y sin ambigüedades gracias a las mejores noticias de empleo en Estados Unidos y liquidez en Europa", dijo Andrew Pease, jefe de inversiones de Russell Investments Asia Pacific.

"Es difícil ver una solución a Grecia que no involucre alguna forma de cesación de pagos", dijo, agregando que si bien la incertidumbre sobre el tema griego sigue siendo una fuente de volatilidad, un eventual riesgo sería una "incertidumbre conocida" y no una sorpresa.

Euro y cobre caen. El euro cayó un 0,5% a 1,3086 y el dólar avanzó un 0,4% frente a una cesta de divisas, hasta 79,257.

Después de cinco semanas de ventas, los inversores recortaron sus posiciones en corto en euros, mostraron las cifras más recientes con fecha 31 de enero, pero el mercado aún está escaso de la moneda única.

Los mercados que ponen mayor peso sobre la incertidumbre respecto al rescate de Grecia y un posible debilitamiento de la demanda ignoraron la tendencia alcista de las acciones.

En Londres, el cobre cayó un 0,3% a 8.537 dólares la tonelada y los futuros del crudo Brent bajaron un 0,1% a 114,50 dólares el barril.

"Uno de los riesgos clave de la situación en Europa es la posibilidad de que Grecia no logre un acuerdo sobre las medidas de austeridad que se le exigen", dijo Ric Spooner, jefe de analistas de mercados de CMC Markets.

El oro al contado subió un 0,5% a 1.734 dólares la onza, en parte debido a la búsqueda de precios bajos luego de que cayó casi un 2% el viernes, cuando los datos de empleos echaron por tierra las esperanzas de más medias de estímulo por parte de la Reserva Federal, que habían sido consideradas en una remontada reciente.