Singapur. Las bolsas subieron este jueves en Asia por esperanzas de que un aumento de las solicitudes hipotecarias en Estados Unidos apuntalará una recuperación tambaleante, mientras el yen frenaba su alza por reportes de que el banco central evalúa medidas para contenerlo.

Las bolsas europeas caían en las primeras operaciones un 0,2%, tras los cierres positivos en Wall Street y las ganancias en el Nikkei japonés, que cerró con un alza del 1,32%.

Los mercados estaban esperando los reportes de pedidos de beneficios por desempleo en Estados Unidos y de ventas minoristas en Gran Bretaña para encontrar más evidencias acerca de la recuperación económica.

El crecimiento de la economía estadounidense se frenó en el segundo trimestre, propagando temores de que el país podría sufrir una recesión de doble caída tras salir de la peor debacle desde la Gran Depresión.

Un salto en los pedidos de hipotecas, con la demanda de refinanciación inmobiliaria en su máximo nivel en 15 meses, y los pronósticos de ventas del minorista Target Corp alentaron las expectativas de un crecimiento económico más fuerte, impulsando este miércoles a las acciones en Wall Street.

Las acciones en Asia fuera de Japón tomaron la posta y avanzaban un 0,5% ayudadas por la demanda de papeles del sector de consumo masivo, que reflejaba el fuerte crecimiento económico de Asia comparado con otras regiones.

Las acciones en Seúl subieron por tercera sesión consecutiva y cerraron por encima de un nivel clave de soporte, con los inversores comprando acciones de Hyundai Motor y Hynix al amainar temores por la economía.

El referencial Nikkei de la bolsa de Tokio ganó 122,14 puntos y cerró en 9.362,68, impulsado por las coberturas de posiciones cortas y la caza de oportunidades por parte de inversores locales tras las caídas vividas al comienzo de esta semana, pero la fortaleza del yen contra el dólar limitó las subidas.

"El Nikkei se mantiene en un nivel precario. Si las acciones van a retroceder en Estados Unidos por alguna noticia negativa, el índice podría caer a menor de 9.000 puntos fácilmente", dijo Kenichi Hirano, jefe de operaciones de Tachibana Securities.

Los inversores esperan la reunión de este lunes entre el primer ministro Naoto Kan y el gobernador del Banco de Japón Masaaki Shirakawa, mientras crecen las especulaciones acerca de que el banco central relajaría la política monetaria antes del encuentro.

El diario Sankei reportó este jueves que el Banco de Japón podría ampliar el tamaño de su fondo de abastecimiento a 30 billones de yenes (US$352.000 millones) desde los actuales 20 billones, o extender a seis meses la duración de los préstamos baratos y a tasa fija para bancos.

El dólar pareció tomar fuerzas tras el reporte y se apreciaba un 0,3%, a 85,74 yenes, alejándose del mínimo en 15 años que tocó la semana pasada a 84,72.

El euro retrocedió tras un reporte en el sitio web del diario alemán Der Spiegel de que las medidas de austeridad para resolver los problemas de deuda en Grecia están dañando su economía, pero la caída era limitada.

El euro caía 0,4%, a US$1,2805.