Tokio. Las bolsas de Asia subían y el dólar se fortalecía este miércoles gracias a unos datos que revelaron un crecimiento económico sorprendentemente robusto de Estados Unidos, lo que apoyaba la confianza de los inversores luego de la turbulencia de las últimas dos semanas.

El apetito por el riesgo fue avivado por unos datos revisados ​​que mostraron que la economía de Estados Unidos creció un 5,0% en el tercer trimestre, a su ritmo más acelerado en 11 años.

Esto impulsó tanto al promedio industrial Dow Jones como al S&P 500 a máximos históricos de cierre el martes.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas ganaba un 0,2%. El índice compuesto de Shanghái rompía la tendencia y restaba un 2,6% por una toma de ganancias.

El referencial surcoreano KOSPI subía un 0,4% y en Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio repuntó un 1,2%.

"La sólida economía estadounidense está impulsando al dólar al alza y al yen a la baja, y eso es una gran ventaja para los exportadores japoneses que envían productos a Estados Unidos", dijo Hiroyuki Nakai, estratega jefe de Tokai Tokyo Research Center.

El sólido PIB de Estados Unidos llevó a los mercados a considerar que la Reserva Federal podría adelantar la fecha cuando comenzará a subir las tasas de interés, luego de que la Fed ofreció una evaluación optimista de la economía la semana pasada.

En los mercados de divisas, el dólar cotizaba a 120,320 unidades frente a la moneda japonesa, acercándose a un máximo en siete años y medio de 121,86 yenes que tocó a principios de este mes. El euro cayó a un mínimo en 28 meses de US$1,2165.

"El apetito por el riesgo está regresando a un ritmo más rápido que lo esperado, gracias al retroceso temporal en el riesgo (ligado a) Rusia y una declaración bien equilibrada de la Fed la semana pasada", dijo Junichi Ishikawa, analista de mercado de IG Securities en Tokio.

Sin embargo, teniendo en cuenta el escaso volumen de negocios antes de que concluya el año y la inestabilidad continua en los precios del crudo, las acciones y divisas podrían registrar movimientos volátiles, dijo.

Afectados por datos de la industria que mostraron un sorpresivo aumento de las reservas nacionales, los futuros del petróleo en Estados Unidos cedían 38 centavos, a US$56,74 el barril, después de ganar US$1,86 en la sesión anterior.

"Es irónico. La economía de Estados Unidos está empezando a exhibir un fortalecimiento y los precios del crudo se contraen en la dirección opuesta", dijo Ben Le Brun, analista de mercado de OptionsXpress de Sídney.

El oro cotizaba cerca de un mínimo en tres semanas luego de que la mejora de la confianza redujo el apetito de los inversores por el metal precioso, visto como refugio seguro.

El oro al contado subía un 0,3% a US$1.179,21 la onza, a poca distancia del mínimo en tres semanas de US$1.170,17 que alcanzó el lunes.