El euro ganaba un 0,1% a US$1,2835, acercándose al máximo en una semana que tocó este jueves, de US$1,2846.

En una prueba atentamente seguida de la confianza de los inversores, España vendió el doble de la cantidad fijada en la subasta de un nuevo bono a tres años y de dos bonos existentes con vencimiento en el 2016, mientras que los rendimientos de una letra del Tesoro italiano cayeron a la mitad en una venta este jueves.

El éxito de las ventas aumentó las esperanzas de un resultado igualmente positivo cuando Italia busque recaudar este viernes hasta 4.750 millones de euros en una subasta de bonos a más largo plazo.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo que, mientras que la inyección masiva del banco de euros al sistema bancario de la zona euro en diciembre ayudó a evitar una crisis crediticia, todavía hay margen para más recortes de tasas de interés, lo que brindó apoyo adicional a la confianza del mercado.

Las perspectivas para los valores y activos de renta fija en Asia son positivas, dada la baja inflación de la región, reducido nivel de deuda y saludables balance de las empresas ya sea por abundancia de efectivo disponible o con un bajo nivel de apalancamiento, dijo Bill Maldonado, presidente financiero para el Asia-Pacífico de HSBC Global Asset Management.

"Las acciones asiáticas son baratas. El nivel de valoración es atractivo y el nivel de rentabilidad también es muy convincente", dijo en un seminario en Tokio.