Santiago/Sao Paulo. Los principales mercados de la región se sobrepusieron a los dispares datos económicos de Estados Unidos, que pusieron en duda el ritmo de recuperación de la mayor economía mundial, y cerraron por segunda jornada consecutiva al alza.

La bolsa de de Brasil subió levemente, en una jornada de poco volumen de negocios por un partido de la selección local por cuartos de final del Mundial de fútbol de Sudáfrica.

El índice referencial de la Bolsa de Sao Paulo, el Bovespa, avanzó 0,32% a 61.429 puntos, en el cierre preliminar, que se suma a un avance de 0,49% del jueves.

"No fue bueno, pero pudo haber sido peor", dijo Gabriel Goulart, analista de Mercatto Investimentos, refiriéndose a los datos de empleo de Estados Unidos, de los más esperados de la semana.

Estados Unidos dio a conocer este viernes que el empleo cayó en junio por primera vez este año, aunque la tasa de desocupación descendió al 9,5%.

Las nóminas no agrícolas disminuyeron en 125.000, el mayor declive desde octubre, en gran parte porque expiraron los empleos temporales del gobierno para la realización de un censo, dijo el Departamento de Trabajo.

Más tarde, otro informe oficial reveló que los nuevos pedidos a fábricas en Estados Unidos bajaron mucho más de lo esperado en mayo, registrando su primera disminución en nueve meses.

México, más atractivo. En México, la bolsa cerró con una subida de un 0,59%, en una jornada volátil tras la divulgación de datos laborales en Estados Unidos

El principal índice bursátil IPC terminó la sesión en 31.379 puntos.

El mercado registró un volumen de apenas 181,7 millones de acciones operadas, ante la cercanía del feriado del lunes en Estados Unidos por el Día de la Independencia.

"Los fundamentales en México son buenos, estamos muy ligados a lo que sucede en Estados Unidos por la relación comercial, pero bajo un escenario en que el vecino del norte debería de recuperarse, México luce atractivo", comentó Carlos González, subdirector análisis y estrategia bursátil de Ixe.

La bolsa argentina también terminó la sesión con cifras azules, en una sesión de pocos negocios por la poca participación de invesrores institucionales.

El referencial Merval de Buenos Aires  cerró con una subida de 0,34% a 2.217,08 unidades, con lo que recortó la caída semanal de 4,36%.

En Chile, el índice IPSA terminó con un crecimiento de 1,0%, impulsado por el sector bancario y otros sensibles al crecimiento ante las expectativas de que la economía del país mantendrá su rápido ritmo de recuperación.

El IPSA subió a 4.064,72 puntos, mientras que el volumen aumentó a 86.500 millones de pesos chilenos (US$161,1 millones), frente a los 70.900 millones de la sesión anterior.