Bogota. Las firmas que operan las bolsas de Perú y de Colombia decidieron este lunes posponer su fusión corporativa, prevista para el segundo semestre, para mostrar los planes de la integración al nuevo gobierno peruano.

La fusión de las dos plazas -de la que surgiría una entidad con activos por alrededor de US$100 millones- apuntaba a ser la primera integración de este tipo en Latinoamérica y buscaba maximizar la competitividad de los dos mercados vecinos.

"(...) que se posponga la consideración de la propuesta de fusión corporativa entre ambas bolsas por parte de los accionistas de ambas entidades, con el fin de tener la oportunidad de presentar a las autoridades del gobierno electo del Perú los pormenores de la operación antes del perfeccionamiento de ésta", indicó un comunicado conjunto.

El militar retirado Ollanta Humala ganó el 5 de junio las elecciones a la presidencia de Perú, tras lo cual los mercados financieros de ese país sufrieron un fuerte desplome por los temores de los inversionistas sobre sus políticas consideradas de izquierda.

Las más de 300 empresas que cotizan en ambos mercados representan una capitalización bursátil de US$378.000 millones.

"El acuerdo adoptado hoy implicará únicamente la postergación de la consideración de la propuesta de fusión por los accionistas de ambas entidades y no modifica los demás términos de la integración corporativa propuesta", agregó el comunicado.

En la fusión, La Bolsa de Colombia poseería el 64% del holding que se creará, en tanto que la plaza peruana tendrá el 36% restante.

Los dos operadores resaltaron que la postergación de la fusión no afectará la integración de las plataformas de negociación de las bolsa de Perú, Chile y Colombia a través del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA), que comenzó a operar el 30 de mayo.

El año pasado, las bolsas de Perú y de Colombia manejaron en conjunto volúmenes de negociación de US$33.000 millones en sus mercados accionarios, US$1,13 billones en renta fija, US$28.000 millones en derivados estandarizados y US$258.000 millones en sus mercados de divisas.