Washington. A pesar del impacto de la crisis financiera, los mercados internacionales anotaron un diciembre con elevadas cifras.

En el caso de Estados Unidos el cuarto trimestre fue consolidado por informes que demuestran que la demanda por bienes durables y el gasto del consumidor han aumentado.

 En esa misma línea, señala Infobae, el índice de acciones energéticas de Asia (sin considerar a Japón) avanzó, aunque levemente, mientras que otros índices permanecieron estables o retrocedieron un poco.

 En la evaluación mundial, medida por el Morgan Stanley Capital Investment (Msci) aumentaron su precio en casi un 6,5% durante este mes, aunque en el caso de Asia-Pacífico se mantuvieron casi sin cambios.

La calificadora de riesgos Fitch Ratings señala que “en Estados Unidos, los temores de una recesión de doble caída retrocedieron considerablemente con la extensión de las exenciones tributarias acordadas en diciembre, y una segunda ronda de inyección de liquidez en diciembre”.

“La actividad de alta frecuencia también se ha vuelto más positiva, reflejando la fuerza en el consumo privado y la rentabilidad corporativa”, señaló la misma entidad.

En cuanto al cobre se mantuvo en la cima y el índice de materias primas medido por Standard and Poor's y Goldman Sachs se acerca a su mejor rendimiento mensual desde mayo del año pasado.