Hong Kong. Las bolsas subieron el jueves en Asia, impulsadas por sólidas ganancias de exportadores como Toyota y el fabricante de chips UMC, mientras que datos optimistas dieron apoyo al golpeado dólar y redujeron cierto temor sobre la recuperación económica en Estados Unidos.

En Japón, los resultados de Toyota Motor Corp impulsaron al índice Nikkei, que ganó un 1,7%, revirtiendo la caída de un 2,1% que tuvo este miércoles, cuando los inversores se preocuparon porque el yen se acercaba a máximos en 15 años contra el dólar.

Toyota trepó más de un 3% antes de perder cierto impulso, luego de que reportó su mayor ganancia operativa en dos años y elevó sus estimaciones anuales.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas trepaba un 0,1%, tras avanzar un 2,3% esta semana, hacia máximos en tres meses. Las acciones ligadas al consumo masivo y materias primas exhibían los mejores desempeños.

"Hemos tenido cuatro semanas de mercados fantásticos, así que se espera cierta corrección", dijo Khiem Do, jefe del grupo de activos múltiples para Asia de Baring Asset Management.

"Unos meses atrás, los inversores temían una recesión de doble caída, pero los resultados del segundo trimestre son bastante buenos, por lo que los analistas están revisando sus cifras. Se está desarrollando un patrón con vaivenes y continuaría durante los próximos meses", agregó.

En Taiwán, United Microelectronics Corp (UMC), el segundo fabricante más grande del mundo de chips por contrato, subió un 0,7% luego de reportar sólidas ganancias trimestrales y un incremento en sus planes de gasto de inversión para el 2010.

Desempeño del dólar. El índice dólar, que mide el desempeño de la divisa estadounidense contra otras seis monedas, se encontraba estable después de un inusual repunte el miércoles, cuando datos del sector de servicios en Estados Unidos impulsaron la cobertura de posiciones cortas.

Contra la divisa japonesa, el dólar caía un 0,1% en la jornada, a 86,19 yenes luego de trepar a 86,29 unidades desde el mínimo en ocho meses a 85,32 que tocó este miércoles.

Los precios del petróleo retrocedían por segundo día consecutivo, hacia US$82 el barril, presionados por la fortaleza del dólar y luego de que aumentaron las reservas estadounidenses de gasolina y combustibles destilados, incluido el diesel.