Singapur. Las bolsas en Asia rebotaban este martes desde mínimos en varios meses y el euro conservaba sus ganancias por la esperanza de que funcionarios de la zona euro actúen para contener los problemas de deuda de Grecia y eviten un colapso financiero.

Los papeles financieros y de las mineras globales estaban entre los que exhibían mejores desempeños en Asia, aunque algunos operadores advirtieron contra un optimismo excesivo respecto a que los líderes europeos finalmente están encarando una dilatada crisis de solvencia y liquidez.

"Es una reacción reflejo luego de que el mundo no se acabó anoche", dijo Richard Morrow, de la correduría E.L. & C. Baillieu. "Es una inversión de la tendencia y no creo que dure", agregó.

Luego de tres sesiones de desplomes y fuertes vaivenes en los mercados de materias primas, el petróleo, el cobre, el oro y la plata subieron. El crudo estadounidense saltó casi US$2 el barril.

El dólar, los bonos del Tesoro estadounidense y los bonos soberanos japoneses, que actualmente son los activos de refugio seguro favoritos, retrocedieron.

La turbulencia en los mercados globales desde fines de julio ha sido impulsada por el temor entre los inversores a una recesión renovada en Estados Unidos, y ante el caos que la crisis de deuda soberana en Europa podría transmitir al sistema financiero si no se le pone coto.

Diseñadores de políticas del Banco Central Europeo dijeron el lunes que funcionarios están trabajando para incrementar el poder del fondo de rescate de la región en el esfuerzo más reciente para detener una crisis que el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo está "asustando al mundo".

Los mercados estadounidense reaccionaron positivamente, cerrando con un alza de más de un 2% este lunes, y el optimismo continuó en Asia, donde el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió un US$2,8 alejándose de su menor nivel de cierre en más de dos años.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón ganaba un 4,5%, tras desplomarse el lunes a su menor nivel en 16 meses.

En los mercados de divisas, el euro cotizaba en torno a US$1,3545, con un alza de un 0,1% en la jornada, luego de avanzar desde el mínimo en ocho meses que tocó el lunes, a US$1,3360. La moneda estadounidense cedía un 0,6% contra una canasta de divisas.

En los mercados de materias primas, el crudo Brent de Londres subía un 1,4% a US$105,41 el barril y el petróleo estadounidense ganaba un 2,3% a US$82,06.

"La claridad en el plan para la zona euro aún es clave, los precios del crudo están avanzando y retrocediendo dependiendo de los comentarios que vienen de Europa", dijo Victor Say, un analista de Informa Global Markets en Singapur.

"Las materias primas también han sido apoyadas por un dólar más débil y por la cobertura en corto luego de la liquidación reciente", agregó.

El cobre, que cerró este lunes con un alza de un 2% luego de retroceder más de un 6% en un momento de la jornada, ganaba otro 2% el martes a US$7.409,75 la tonelada.

El oro, que ha sido golpeado en los últimos días por las ventas de fondos de cobertura para cubrir pérdidas en otras partes de sus carteras, trepaba un 1,3% hacia US$1.648 la onza.