Tokio. Las bolsas en Asia y el euro caían este martes después de Moody's advirtió que podría rebajar las calificaciones de países europeos como Gran Bretaña, recordando a los inversores de que el Viejo Continente está aún sumido en una crisis de deuda pese a las medidas de Atenas para evitar una moratoria.

El Banco de Japón (BOJ, por su sigla en inglés) sorprendió a los mercados al relajar adicionalmente su política monetaria, extendiendo su plan de compra de activos y préstamos, tras ceder a la presión política para que adoptara una acción más audaz contra la deflación.

Tras conocerse la noticia, el yen caía un 0,5% contra el dólar, a 77,96 unidades, su nivel más bajo en casi tres semanas, mientras que los futuros de los bonos soberanos a 10 años del Gobierno japonés subían.

El índice MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón llegó a bajar hasta un 0,9%, y a última hora retrocedía un 0,5%. En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con un alza de un 0,7% tras el anuncio del BOJ.

El euro caía un 0,2% a 1,3166 dólares y la libra esterlina llegó a ceder hasta un 0,6%, a US$1,5707, después de la agencia Moody's dijo que podría rebajar las notas "AAA" de Francia, el Reino Unido y Austria, y recortó las calificaciones de otros seis países europeos, incluidos Italia, España y Portugal.

"Los mercados asiáticos de hecho siguieron las noticias sobre la rebaja en los países europeos, ya que se dieron cuenta de que no hay solución todavía, y revivió la preocupación sobre el problema europeo", dijo Frances Cheung, estratega senior para Asia excluyendo a Japón de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

"La perspectiva negativa para el Reino Unido, que antes era bastante inmune al no ser miembro de la zona euro, también ha creado un poco de preocupación, porque parece que se vería afectado", agregó.

La noticia de Moody's pesaba sobre la confianza del mercado ya débil, con los inversores preocupados por la capacidad de Atenas para continuar con estrictas reformas a cambio de ayuda crucial.

El alivio ante la aprobación parlamentaria de un paquete de medidas de austeridad se desvaneció luego de que la intensificación de la violencia en todo el país subrayó los retos difíciles que Grecia tiene por delante.

En los mercados de materias primas, el petróleo estadounidense bajaba un 0,4%, a 100,51 dólares el barril, revirtiendo su repunte del lunes de un 2,3% cuando las noticias de Grecia y la posibilidad de interrupciones en el suministro por la tensión entre Israel e Irán apoyaron a los precios.

El crudo Brent de Londres cayó 0,6% a US$117,20.

El oro retrocedía un 0,4%, para cotizar en 1.716,30 dólares la onza.