Tokio. Las bolsas en Asia subían y el euro cotizaba estable este viernes, después de que una inyección de fondos baratos del Banco Central Europeo (BCE) esta semana alivió el temor de un colapso en el sector financiero de la zona euro, eclipsando algunos datos débiles y la inquietud por el alza en los precios del petróleo.

La inyección esta semana de medio billón de euros al sistema bancario en préstamos a tres años apuntaló a los mercados, bajando el jueves los rendimientos de los bonos de los gobiernos altamente endeudados de la zona euro, como Italia.

"El hecho de que los bancos centrales de todo el mundo mantienen al sistema financiero mundial inundado de fondos está llevando a los inversores a mantener el reciente impulso a favor del riesgo", dijo Tetsuro Ii, presidente de Commons Asset Management en Tokio.

"Los inversores están cambiando su enfoque a los fundamentos y buscando valor en relación con las perspectivas de crecimiento. En este sentido, el alza en los precios del petróleo puede debilitar el ánimo debido a las preocupaciones sobre la disputa en Oriente Medio y el efecto adverso de los precios del petróleo sobre la economía", agregó.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón ganaba un 0,5%, pero se mantenía por debajo del máximo en siete meses que tocó el miércoles. El índice se encamina a sumar casi un 1% en la semana. En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió un 0,7%.

El euro se mantenía estable en torno a 1,3300 dólares después de una breve caída por debajo de ese nivel para acercarse al mínimo en una semana que tocó el jueves, de 1,3282 dólares.

Los analistas dijeron que las operaciones de refinanciación del BCE equivalen a una forma de flexibilización cuantitativa, lo que hace atractivo el uso del euro como moneda de financiación para comprar activos de mayor rendimiento.

El petróleo caía este viernes después de subir el día anterior por un reporte iraní sobre un incendio en un oleoducto de Arabia Saudita, y la noticia de que Israel probará un misil balístico interceptor, escalando aún más las tensiones en Oriente Medio.

Los precios del crudo retrocedieron luego de que la cadena CNBC citó a un funcionario saudí desmintiendo el reporte sobre el incendio en el oleducto.

El crudo Brent de Londres perdía un 0,4%, a 125,71 dólares el barril, después de saltar hasta un 5% el jueves hasta 128,40 dólares, su mayor nivel desde julio del 2008.

El petróleo estadounidense bajaba un 0.2%, a 108,61 dólares el barril, después de subir el día anterior hasta 110,55 dólares, su nivel más alto desde mayo del 2011.