Tokio. Las bolsas en Asia caían este lunes debido a que los altos precios del petróleo reforzaban la preocupación sobre el crecimiento global, mientras que las señales de nuevas medidas para contener la crisis de deuda de la zona euro apoyaban a la moneda europea.

El índice MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón caía un 0,7%, liderado por un declive de un 1,5% en el sector de materias primas .

Las acciones chinas eludían la tendencia, con las automotrices trepando luego de que Pekín excluyó a las marcas extranjeras en una lista inicial de los modelos aprobados para las compras estatales de este año.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio recortó sus ganancias iniciales para cerrar con una baja de un 0,1%, a 9.633,93 puntos.

Los precios del petróleo se mantenían el lunes cerca de máximos de 10 meses por la inquietud sobre escasez de suministros al agravarse la disputa por el programa nuclear de Irán.

"Un aumento en los precios del petróleo pesa sobre la economía y sobre el crecimiento en todo el mundo", dijo Bob Takai, director general de la división de energía de Sumitomo Corp.

"El alza del petróleo tendrá un impacto global más amplio -y uno negativo- y no se limitará sólo a Oriente Medio, mientras que la cuestión europea parece estar contenido dentro de la región", sostuvo.

El Grupo de las 20 principales economías instó a Europa fortalecer un cortafuegos para luchar contra la crisis de la deuda si quiere más ayuda del Fondo Monetario Internacional, ejerciendo presión sobre Alemania para que abandone su oposición a un fondo de rescate europeo más grande. Los países de la zona euro , por otra parte, se comprometieron a reevaluar su fondo de rescate en marzo.

En los mercados de divisas, el euro se mantenía estable en torno a US$1,3449. La moneda europea subió el viernes a US$1,3487, su nivel más alto desde principios de diciembre.

Este lunes más temprano, el euro subió a cerca de 110 yenes , un máximo de cuatro meses, mientras que el dólar tocó un máximo de nueve meses contra el yen de 81,66 unidades, antes de que la toma de ganancias hizo que ambas monedas retrocedieran.

En los mercados de materias primas, el crudo Brent de Londres bajaba un 0,7%, a US$124,62 el barril, después de cerrar en US$125,47 el viernes, su quinto día de ganancias. El crudo estadounidense también caía un 0,4%, a US$109,37 el barril, después de repuntar casi un 2% el viernes, tocando su máximo de cierre desde el 3 de mayo.

Los futuros del cobre en la Bolsa de Londres cedían un 0,6%, a 8480,50 dólares la tonelada. El oro al contado bajaba un 0,3%, a 1.775,66 dólares la onza