Tokio. Las bolsas en Asia conseguían modestas ganancias este miércoles, pero el euro luchaba por obtener un nuevo impulso ante las dudas sobre la viabilidad a largo plazo del plan de rescate griego y mientras aumenta la inquietud sobre los precios del petróleo.

El índice MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón llegó a caer inicialmente hasta un 0,7% antes de dar la vuelta y subir casi un 0,2%. El índice ha trepado un 14% en lo que va del año.

El euro cotizaba a 1,3236 dólares y luchaba por obtener un nuevo apoyo tras retroceder desde el máximo en casi dos semanas de 1,3293 dólares que tocó el martes después de que se alcanzó el acuerdo de rescate griego.

El dólar tocó un nuevo máximo de seis meses contra el yen por encima de 80 unidades.

"Si nos fijamos en lo mucho que el mercado de valores se ha movido en el año hasta la fecha, esperarías que el mercado tome un leve respiro", dijo Markus Rosgen, jefe de estrategia para Asia de Citigroup en Hong Kong. "Los mercados de valores han trepado con bastante rapidez y fuerza. Una pausa es algo que no me sorprendería", agregó. "Los inversores están indecisos sobre si deben comprar más o esperar a un retroceso", dijo Rosgen, agregando que los mercados están algo sobrecomprados técnicamente, pero que las valoraciones siguen siendo atractivas.

El índice Hang Seng de Hong Kong subió un 0,1%, a la zaga de los mercados de China continental, pero apoyado por la fortaleza de los promotores inmobiliarios chinos, que impulsaron a los papeles de Shanghái un 0,9%.

La reacción al PMI anticipado de China elaborado por HSBC, que mostró que el sector fabril se contrajo por cuarto mes consecutivo en febrero al caer los pedidos de exportación, fue apagada.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con un alza de un 1%y por encima del nivel de resistencia de 9.500 puntos. El índice ha subido un 13% en lo que va del año.

El plan de rescate anunciado el martes evita una moratoria griega inminente, pero mantiene intacto el riesgo a largo plazo de una cesación de pago desordenada y el contagio regional, debido a la extendida desconfianza sobre el compromiso de Atenas a implementar reformas duras.

"Aun suponiendo que el nuevo programa griego proceda según lo planificado, la crisis griega está lejos de terminar", dijo HSBC en un informe, señalando que la economía helena está en su quinto año de la recesión.

En los mercados de materias primas, el petróleo estadounidense cotizaba casi plano en 106,28 dólares por barril después de caer por debajo de 106 dólares el miércoles. El crudo Brent de Londres bajaba 0,1% a 121,57 dólares.