Sidney. Las bolsas en Asia treparon este jueves, pero la cautela aún prevalece en momentos en que los inversores aguardan por el resultado de una reunión de la Reserva Federal estadounidense el viernes en Jackson Hole.

Siguiendo los sólidos avances en Wall Street, el índice japonés Nikkei avanzó un 1,5%, mientras que el índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón sumaba un 0,4%.

"Si este viernes no se anuncia alguna forma de estímulo los mercados podrían ser susceptibles a fuertes declives debido a cuánto han sido ignorados los datos débiles de los últimos días", dijo Jonathan Sudaria, un operador de London Capital Group.

Las acciones de Apple cayeron hasta un 7% en las operaciones después del cierre en Estados Unidos, luego de la sorpresiva renuncia de su presidente ejecutivo, Steve Jobs.

En los mercados de materias primas, el oro extendió su espectacular declive, luego de que una ola de toma de ganancias desencadenó el mayor declive diario en futuros del metal precioso desde 1980.

El oro al contado retrocedió a 1.732 dólares la onza, lo que lleva sus pérdidas a unos US$180 desde que tocó un máximo histórico de 1.911,46 dólares previamente en la semana.

La caída se produjo luego de que los futuros COMEX para el metal precioso retrocedieron más de US$100 este miércoles, su mayor declive diario desde 1980 y uno de los mayores de los que hay registro.

El oro enfrentó una presión renovada este jueves luego de que CME Group elevó los márgenes de operación a los futuros del metal precioso en cerca de un 27%, el mayor incremento en más de dos años y medio y el segundo en un mes.

El cobre trepó un 0,2% a US$8.892 por tonelada, mientras que el petróleo estadounidense exhibía escasa variación, ganando 2 centavos a US$85,18 el barril.

En los mercados de divisas, el euro cotizaba en torno a US$1,4406, a la baja desde el máximo de esta semana cerca de US$1,4500. Pero la moneda europea continúa en el medio del rango actual de US$1,4300-US$1,4500.

El índice dólar, que mide el desempeño del billete verde contra una canasta de importantes divisas, trepó sobre 74.000, aún dentro del rango entre 73.400 y 74.400.

Contra el yen, el dólar subió a 77,02 unidades., alejándose desde un mínimo histórico en torno a 75,94 yenes que tocó el viernes.