Londres. Las bolsas europeas se movían hacia abajo en las primeras operaciones de este lunes ante el nerviosismo anterior a los resultados trimestrales de las empresas y las preocupaciones sobre los países más endeudados de la zona euro.

"Los resultados de las empresas no han sido tan buenos y hay preocupaciones de que sus márgenes no vayan a subir. La tendencia del mercado es más bajista. Hay muchos riesgos y es posible recibir un golpe serio", expresó Koen De Leus, estratega de KBC Securities en Bruselas.

"La crisis de deuda está lejos de resolverse. La gran preocupación es Grecia y existe la idea de que podría incumplir sus pagos", agregó.

Los inversores negociaban con cautela por rumores de una renegociación de la deuda griega y por el buen resultado del partido de derecha True Finns, de oposición al euro, en Finlandia. El avance del partido podría retrasar el plan de rescate para Portugal.