Londres. Las bolsas europeas bajaban levemente este miércoles tras cerrar estables en la víspera, arrastradas por el sector farmacéutico después de conocerse que la revisión de un fármaco para el corazón de AstraZeneca sufrirá un retraso de tres meses en Estados Unidos.

Sin embargo, las pérdidas eran limitadas gracias al empuje de la automotriz Renault, que subía un 2,9%. Nissan Motors, en la que la francesa tiene una participación, ganó un 3,7% en Tokio gracias a la intervención de Japón para frenar el avance del yen.

A las 0812 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cedía un 0,03%, a 1.087,30 puntos.

"Ayer Europa consolidó posiciones, el STOXX Europe 600 ha estado cotizando por encima de su promedio en 200 días y gran parte de la debilidad se ha corregido, por lo que no hay motivos para apresurarse", dijo Bernard McAlinden, estratega de inversión de NCB Stockbrokers en Dublín.

AstraZeneca perdía un 0,49% al trascender que su fármaco Brilinta, un potencial éxito de ventas en el segmento de medicamentos cardiacos, enfrenta un retraso de tres meses para ser aprobado por los reguladores estadounidenses.