Londres. Las bolsas europeas cerraron a la baja el lunes, lastradas por un gris dato sobre vivienda en Estados Unidos, resucitando la preocupación por el ritmo de la recuperación y ensombreciendo las esperanzas de una mejora en las fusiones y adquisiciones, que había impulsado International Power.

Las dudas sobre de la recuperación económica se incrementaron después de que la confianza de los constructores estadounidenses cayese en julio más de lo esperado hasta su nivel más bajo en más de un año, como consecuencia de la expiración en abril de un popular impuesto crediticio para los compradores de viviendas.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró provisionalmente con 0,55% a la baja hasta los 1.007,32 puntos, en la que es su tercera caída consecutiva.

"Si los datos económicos continúan débiles, es posible caer en una segunda recesión y ése es el temor", dijo Joshua Raymond, estratega de mercado en City Index, que añadió que los bajos volúmenes podrían estar exagerando los movimientos de mercado.

El optimismo ante una mejora en la actividad de fusiones y adquisiciones ayudó a respaldar el índice. International Power subió 10,6% tras confirmar que ha retomado conversaciones con la francesa GDF Suez, que ganó 0,8%, para una operación futura.

La mayoría de las acciones de los pesos pesados bancarios cayeron, con el prestamista irlandés Bank of Ireland y Allied Irish Banks perdiendo 4,4% y 3,5%, respectivamente, golpeados por la rebaja de Moody's a la calificación de los bonos soberanos irlandeses este lunes por la mañana.