Londres. Las bolsas europeas estaban planas en la apertura de este lunes tras la fuerte subida de la semana pasada ante la cautela de los inversores por la crisis nuclear japonesa y la inestable situación en Oriente Medio.

"Tuvimos un buen rebote la semana pasada. Los mercados se mostraron resistentes ante unas noticias horrorosas", expresó Justin Urquhart Stewart, director de Seven Investment Management.

"Todo lo que necesita es otro susto en Oriente Medio para que el mercado se vaya abajo", agregó.

El índice referencial de los mercados de acciones europeos FTSEurofirst 300 estaba plano a 1.125,15 puntos.

AstraZeneca subía un 1,3% después de que las autoridades fiscales del Reino Unido y Estados Unidos alcanzaran un acuerdo sobre los asuntos fiscales de la farmacéutica que potenciará el beneficio por acción en 2011.