Londres. Las bolsas europeas cerraron el lunes con caídas, después de que un dato sobre la confianza empresarial en Alemania y nuevas preocupaciones sobre España y Grecia empujasen a unos inversores nerviosos hacia sectores más defensivos, como el sanitario.

El índice FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con una caída del 0,32% a 1.115,86 puntos. Por su parte, el índice Euro STOXX 50 se dejó un 0,74 puntos a 2.557,89 puntos, frenando el rally de los últimos dos meses.

El sentimiento empresarial de Alemania cayó en septiembre por quinto mes consecutivo hasta su nivel más bajo desde principios de 2010, mostrando que incluso las economías más fuertes de Europa están sucumbiendo a una desaceleración, a pesar de las promesas de nuevos estímulos monetarios por parte del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

España está encarando una presión creciente para pedir un rescate soberano, mientras una información periodística procedente de Alemania aseguraba que Grecia podría tener un agujero de 20.000 millones de euros en su presupuesto.

"Hemos estado sorprendidos por el rebote (bursátil) y por su extensión. Ahora las cosas vuelven a la normalidad. Ninguno de los problemas han sido resueltos realmente, a pesar de la intervención de Draghi", dijo Cyrille Urfer, jefe de colocación de activos de Swiss bank Gonet.