Las acciones europeas cayeron el lunes luego de que los rendimientos récord alcanzados en una subasta de bonos italianos sirvieron como recordatorio del gran volumen de deuda que aún tiene el país, pese a que trabaja para formar un nuevo Gobierno que sería favorable al mercado.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cayó un 0,9% y terminó en un cierre provisional a 976,12 puntos. El referencial acumula un descenso del 13% en el 2011.

Italia pagó el lunes un máximo histórico en la era euro para vender bonos a cinco años, con los inversores cautos a la hora de comprar bonos soberanos del país hasta que el nuevo Gobierno implemente profundas reformas políticas.

"Todavía queda un montón de trabajo por hacer y medidas que deben implementarse. Sólo porque haya cambiado el Gobierno no se reduce el monto de deuda", dijo Dean Tenerelli, administrador de fondos en T Rowe Price.

Las acciones de los bancos italianos, expuestos a la deuda soberana del país, estuvieron entre las que más cayeron tras el solido avance del viernes cuando Silvio Berlusconi anticipó su salida como primer ministro.

Los papeles de Intesa SanPaolo y UniCredit cayeron un 4,1 y un 6,2%, respectivamente.