Londres. Las bolsas europeas caían desde máximos de seis meses en la apertura de este lunes, en medio de las preocupaciones de los inversores por la situación de Grecia y su aceptación de las condiciones para recibir un nuevo paquete de rescate.

Los partidos de coalición de Grecia deben informar a la Unión Europea si aceptan las duras condiciones del rescate, pero la paciencia de la UE se agota mientras Atenas vacila en torno a la aplicación de las reformas.

Los bancos, muchos de los cuales tienen una exposición significativa a la deuda soberana de la periferia, se replegaban.

"La zona euro sigue siendo una gran incertidumbre. Tiene potencial para alterar todo en caso de un default desordenado de Grecia", expresó Jeremy Batstone-Carr, estratega de Charles Stanley.

"Lo que no se ha cotizado es una continuación de la crisis en otros países. Si España o Italia tuvieran una mayor presión habría más margen para un debilitamiento", agregó.