Londres. Las bolsas europeas caían ampliamente en la apertura de este martes por unos datos de empleo estadounidenses flojos y unas cifras de comercio chinas desiguales que presionaron las perspectivas de crecimiento global.

El empleo no agrícola de Estados Unidos creció menos de lo previsto en marzo, sumándose a una serie de indicadores por debajo de lo esperado recientemente.

Ian Williams, estratega de valores de Peel Hunt, dijo que los datos confirmaron que la Reserva Federal acertó al mantenerse cauta respecto al ritmo y la sostenibilidad de la recuperación de la primera economía mundial.

Mientras tanto, las importaciones chinas crecieron menos que lo previsto en marzo, un 5,3% interanual, resaltando las preocupaciones sobre el ritmo de la demanda doméstica.

Las empresas que dependen más de las exportaciones a las economías emergentes, como los fabricantes de coches, estaban entre las principales caídas de la mañana.