Londres. Las bolsas europeas abrieron el jueves a la baja, cundiendo la cautela entre los inversores después de que Moody's se convirtió en la última agencia de rating que recortó la calificación de España, antes de una subasta de bonos italianos durante la sesión y las elecciones griegas del fin de semana.

A las 0702 GMT, el índice FTSEurofirst 300 perdía 2,27 puntos, o un 0,2%, a 984,89, tras cerrar con caídas de un 0,3% el miércoles en una jornada de nervios, mientras las preocupaciones sobre el crecimiento global por la crisis de deuda de la zona euro frenaban el apetito por el riesgo.

La decisión de Moody's, antes de una subasta de bonos en Italia en la que se prevé que suban considerablemente los costos de financiamiento, supuso el recorte de la nota de España en tres escalones, a "Baa3" desde "A3", mientras que Chipre también sufrió una rebaja, en este caso de dos escalones.

"Hasta que haya más calma sobre Grecia y España, uno debería mantenerse simplemente al margen y observar qué sucede", dijo Heinz-Gerd Sonnenschein, estratega de renta variable en Deutsche Postbank, en Alemania.

Con la incertidumbre sobrevolando los mercados de valores, las acciones de banca y las mineras estaban entre los sectores que más caían en el índice.