Londres. Las bolsas europeas cerraron en alza este jueves porque subieron las acciones de la cervecera InBev, por resultados que superaron las previsiones, y avanzaron las de GlaxoSmithKline tras la aprobación de un medicamento.

Pero la subida se vio limitada en parte por un aumento inesperado de las solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una subida del 0,2% a 1.042,77 puntos, tras la caída del 2% a un mínimo de tres semanas en la sesión anterior, debido a las pesimistas previsiones de la Reserva Federal y una débil producción industrial china.

Buenos desempeños. Los títulos de Anheuser-Busch InBev, la mayor cervecera del mundo, subieron un 5,4% después de que sus beneficios trimestrales superaron las expectativas, por un clima propicio y sólidas ventas de cervezas en Brasil.

Las acciones de sus competidores SABMiller y Heineken ganaron un 1,7% y un 2,3%, respectivamente.

Los papeles de GlaxoSmithKline ganaron un 2,6% después de que los reguladores estadounidenses recomendaron la aprobación de Potiga, un nuevo medicamento para la epilepsia desarrollado junto con Valeant Pharmaceuticals.

Las acciones farmacéuticas y de telecomunicaciones subieron gracias a que los inversores se refugiaron en valores defensivos ante las perdidas de la semana. El papel de Deutsche Telekom ganó un 2,6%.

Nerviosismo. La ligera recuperación "no es sorprendente, dadas las ventas de ayer (miércoles)", dijo Colin McLean, director de gestión de la gestora de fondos SVM en Edimburgo. "Pero sigue habiendo nerviosismo", agregó.

El número de personas que cobraron por primera vez su seguro de desempleo en Estados Unidos aumentó la semana pasada, a su nivel más alto en seis meses, lo que se interpreta como una señal debilidad del mercado laboral.

Analistas dijeron que el mercado bursátil seguirá volátil porque muchas operadores están de vacaciones.

En los mercados nacionales, el índice británico FTSE 100 cerró la sesión con un alza del 0,4%, mientras que el alemán DAX y el francés CAC 40 cayeron un 0,3% y un 0,2%, respectivamente.