Londres. Las acciones europeas terminaron el jueves con bajas, empujadas por la fuerte caída de los precios de los papeles de Nokia y Credit Suisse, en una sesión en la que muchos inversores eligieron seguir al margen del mercado por la persistente incertidumbre que genera la crisis de la zona euro.

El índice FTSEurofirst 300 cerró provisionalmente con un descenso del 0,32%, a 983,78 puntos.

Las acciones de la finlandesa Nokia se desplomaron un 18 por ciento luego de que el fabricante de celulares alertó de que sus pérdidas en el segundo trimestre serán mayores a las esperadas y anunció que recortará 10.000 puestos de trabajo.

En tanto, las acciones de Credit Suisse cayeron un 10% luego de que el banco central suizo instó a la compañía a reforzar su capitalización para protegerse ante el riesgo de que se intensifique la crisis bancaria en la zona euro.