Londres. El principal índice bursátil europeo cerró el jueves cerca de su máximo de 2012, extendiendo el rally por quinta sesión consecutiva, después de que los datos sobre la inflación china mantuvieran las esperanzas de nuevos estímulos monetarios en la segunda mayor economía del mundo.

Según los datos publicados este jueves, la inflación anual de China habría caído en julio hasta un mínimo de 30 meses, sugiriendo que el banco central tiene un amplio margen para relajar su política monetaria tras reducir los tipos en junio y julio para mantener la economía en la senda del objetivo oficial de crecimiento del 7,5% para este año.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró provisionalmente con una subida del 0,37% a 1.100,08 puntos, a medio punto porcentual de su máximo anual de 1.106,79 puntos alcanzados el 16 de marzo, después de que el Banco Central Europeo inyectase un billón de euros en el sistema financiero.

"Los mercados han subido un poco durante un cierto tiempo... y la historia es siempre la misma: la esperanza de estímulos del BCE, de la Reserva Federal, de los chinos, de todas partes", dijo Philippe Gijsels, jefe de análisis de BNP Paribas Fortis Global Markets.

"Desde ahora y hasta finales de agosto, no quiero decir que vayamos a ver subidas todos los días, pero creo que vamos a tener un tono firme en el mercado", añadió.