Londres. Las bolsas europeas cerraron el jueves cerca de un máximo de 29 meses por cuarta sesión consecutiva, ante un escenario económico y corporativo dispar y con indicadores técnicos que sugieren que la reciente corriente alcista puede ser exagerada.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con un alza de 0,1% a 1.187,20 puntos, en su quinta jornada seguida de ganancias, con Capgemini encabezando las alzas y Schindler, las bajas.

Un salto de los precios subyacentes al consumidor en Estados Unidos y una pequeña alza de las peticiones de subsidios semanales por desempleo en el país habían presionado a las acciones, antes de la publicación de un reporte optimista de información de manufacturas, que ayudó a que el mercado se recuperara de las pérdidas.

"Los mercados se han estado moviendo lateralmente (...) y no hubo mucho entusiasmo. Parece que los inversores estaban esperando a los datos de Estados Unidos", dijo Angus Campbell, jefe de ventas en Capital Spreads.

Si bien las cifras de desempleo semanal fueron ligeramente peores a las esperadas "no ha movido enormemente a los mercados", agregó Campbell, mientras que el dato de precios al consumidor se compensó tras un "gran" dato manufacturero y de confianza de la Reserva Federal de Filadelfia.

Los indicadores técnicos apoyan un retroceso de corto plazo para el FTSEurofirst 300, dijo el analista de Charles Stanley, Bill McNamara, porque la reciente buen racha había dejado al índice sobrecomprado tanto en los parámetros diarios como semanales.

Entre las principales acciones que cayeron, las del fabricante suizo de ascensores Schindler perdieron 6%, tras unos resultados que los analistas de Vontobel calificaron de "poco inspiradores" y un débil panorama.

Las acciones de la firma francesa de bebidas alcohólicas Pernod Ricard también estuvo entre las que bajaron, sus acciones cerraron con una pérdida de un 4 por ciento tras reportar resultados que estuvieron en línea con las previsiones.

El índice alemán DAX cerró con un baja de 0,2 %, mientras que el índice francés CAC-40 cerró estable, al igual que el británico FTSE 100.