Londres. Las bolsas europeas cerraron este jueves a la baja, dirigiéndose a su mayor caída semanal en casi ocho meses, debido a que la crisis Libia impulsó los precios del petróleo y aumentó la preocupación por la inflación y el crecimiento económico.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró provisionalmente con una caída del 0,54% hasta los 1.145,81 puntos. El índice cayó un 3,5% en lo que va de semana, en camino de alcanzar su mayor caída desde principios de julio.

Los futuros del crudo Brent subieron a su máximo nivel desde agosto de 2008 debido a la preocupación por el suministro ante la crisis en Libia, lo que aumentó los temores a que unos costes mayores de las materias primas erosionen los márgenes empresariales en un periodo de alta inflación.

"No va a verse una solución rápida a lo que está ocurriendo, pero creo que la caída del mercado es una sobreactuación", dijo Caroline Vincent, gestora de fondos en Cavendish Asset Management.

"Hay preocupación por los precios del petróleo y la inflación, pero Arabia Saudí ha dicho que va a compensar el déficit", añadió.

Los mayores consumidores de crudo estuvieron entre los valores de peor comportamiento. Lufthansa perdió un 2,9% y el grupo IAG, formado tras la fusión de British Airways e Iberia, cayó un 3,5%.