Londres. Las Bolsas europeas cerraron la volátil sesión de este miércoles con una caída a un mínimo de tres semanas, con dos de sus principales índices cayendo por debajo de niveles de soporte, lo que envió al mercado una señal pesimista a la vez que un flojo dato en Estados Unidos afectó al sentimiento.

Los pedidos de bienes duraderos de EE.UU. crecieron 2,2% en el mes de febrero, tras una contracción del 3,6% en enero, aunque quedaron por debajo del crecimiento del 3,0% que esperaban los economistas, elevando el temor a un crecimiento sin brillo en el primer trimestre en aquel país.

"Ha sido una jornada volátil, ha habido una reacción de claudicación ante los pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos," dijo Joshua Raymond, jefe de estrategia de mercado de City Index.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 perdió 0,97% a 1.073,03 puntos, justo por encima de su media móvil de 50 días, mientras que el británico FTSE 100 y el europeo Euro STOXX 50 cerraron por debajo de las suyas.