Londres. Las bolsas europeas cerraron estables el martes, aunque cerca de mínimos semanales, afectadas por las bajas expectativas en torno a nuevas medidas para contener la crisis de deuda de la zona euro y las preocupaciones sobre su impacto en la economía global.

Las perspectivas de una nueva iniciativa en la cumbre de líderes del 28 y 29 de junio fueron aplacadas por unas declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel, que se mantiene firme en su oposición a la emisión de bonos comunes de la zona euro para apuntalar a los miembros vulnerables de la región.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con una subida del 0,02% en 986,62 puntos, después de haber tocado un mínimo de sesión en más de una semana en 983,75 unidades.