Londres. Las bolsas europeas cerraron este viernes con avances por octava sesión consecutiva, en su mayor racha alcista de 11 meses, impulsadas por los bancos después de que los dirigentes de la Unión Europea acordaran publicar los detalles de las pruebas de estrés sobre la salud financiera del sector.

Sin embargo, el vencimiento de varios futuros, conocido como la "cuádruple hora bruja", aumentó la volatilidad del mercado.

Los analistas señalaron que la publicación de las pruebas de estrés en julio mejoraría la confianza inversora en los bancos europeos, que atrajeron las compras de los inversores el viernes. Société Générale, Crédit Agricole y UBS se anotaron avances de entre 1,7 y 6,3%.

El selectivo paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con avances del 0,26% a 1.044,6 puntos, su mayor cierre desde el 13 de mayo. El índice ha sumado 2,5% en los cinco últimos días, su cuarta semana consecutiva de ganancias.

"Ha sido un día positivo, pero todavía hay mucha resistencia en la zona alcista", dijo Phil Roberts, analista técnico de Barclays Capital. "Hemos estado un largo tiempo sin corrección así que la semana que viene los mercados podrían flojear".

"Sin embargo, en un contexto más amplio, si continúa consolidando (...), también podríamos ver mayores ganancias".