Londres. Las bolsas europeas se estabilizaban este viernes y frenaban el rebote de los últimos dos días, con los inversores a la espera de que un informe de empleo en Estados Unidos dé indicios de una mejora de la economía.

Por sectores, la banca cedía terreno después de que Moody's recortó la calificación de varios bancos británicos.

Royal Bank of Scotland y Lloyds Banking Group cedían un 3,5% y un 4% respectivamente, después de que Moody's Investors Service rebajó la calificación crediticia de ambas entidades.

A las 0714 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas estaba plano en 940,37 puntos, tras haber saltado un 7 por ciento en las últimas dos sesiones, encaminándose hacia su segunda semana consecutiva de ganancias.

"Los índices bursátiles europeos, así como una serie de sectores como los de banca, seguros, petróleo, servicios públicos y telecomunicaciones, parecen estar estabilizándose. Esto es resultado de una valoración extremadamente baja", dijo Vincent Guenzi, estratega de Cholet Dupont.

"Esta estabilización podría ser la señal de un fuerte rebote si se producen progresos significativos en la resolución de los problemas de la crisis de deuda de la zona euro", agregó.