Londres. Las bolsas europeas extendían sus pérdidas este martes al persistir las preocupaciones por el sistema bancario en los países periféricos de la zona euro, y por el nerviosismo mientras se aguarda una serie de datos que reflejarán el ritmo de la recuperación económica.

Standard & Poor's alertó que podría recortar otra vez la nota crediticia de Irlanda debido al creciente costo de recapitalización del nacionalizado Anglo Irish Bank, generando nerviosismo en los mercados bursátiles.

A las 1015 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas caía un 0,14%, a 1.072,10 puntos.

Los inversores están esperando una serie de datos económicos de Estados Unidos para medir la fuerza de la recuperación económica. Entre los datos figuran la confianza del consumidor en septiembre y el índice de precio de viviendas Standard & Poor's/Case-Shiller.

"Los mercados están un poco cansados y están mirando datos económicos para que los ayuden a subir. Hay señales tentativas de que la desaceleración de la economía global está llegando a su fin, pero los mercados aún siguen nerviosos", dijo Bernard McAlinden, estratega de inversión de NCB Stockbrokers en Dublín.

"En Europa están creciendo otra vez los temores por el sistema bancario en la periferia de la eurozona, y en general hay preocupación por la fortaleza de la economía global", agregó.

Las acciones de bancos estaban entre las de peor desempeño por temores sobre la deuda soberana en países periféricos de la eurozona. Las acciones de Barclays, Societe Generale y Deutsche Bank caían entre un 0,2% y un 2,20%.

Entre las mayores caídas individuales, Michelin perdía más de un 9% luego de que el fabricante de neumáticos francés anunció una emisión de derechos con un profundo descuento.

Entre los índices locales, el británico FTSE 100 perdía un 0,33%, el alemán DAX ganaba un 0,23%, y el CAC 40 de la bolsa de París estaba plano.