Londres. Las bolsas europeas cerraron a la baja el miércoles, lo que puso fin a una rápida recuperación de una semana, después de que una caída inesperada de los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos resucitase la preocupación por la economía y provocara que los inversores guardasen parte de sus recientes ganancias.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró provisionalmente con una caída del 0,33% hasta los 1.050,67 puntos, tras haber subido hasta 0,7 % en la sesión.

El índice de los grandes valores de la zona euro Euro STOXX 50 cerró con un descenso del 0,13% hasta las 2.765,83 unidades.

"El Euro STOXX 50 está alcanzado un techo de unos 2.791,24 puntos, que representa los máximos de junio y mayo, y también el punto de aceleración a la baja en abril", dijo Vincent Ganne, analista técnico de IG Market en París.

Los bancos cerraron con diferente evolución, después de las subidas tras los sólidos resultados en el sector y por las noticias de una limitación a la inminente reforma financiera. Société Générale ganó 2% mientras que Dexia perdió 2,3%.

La automovilística francesa PSA Peugeot Citroën cayó 4%, tras una subida en las acciones a principios de mes, después de que la compañía advirtiera de un contexto económico más difícil durante el segundo semestre que eclipsaría los sólidos resultados del primer semestre.