Las bolsas europeas subían ampliamente en las primeras operaciones del miércoles y rebotaban desde el peor cierre en dos años, fortalecidas por las mineras debido a un aumento de los precios de los metales, y el repunte de última hora en Wall Street.

Las mineras estaban entre las principales ganadoras por la subida del precio del cobre debido a unas disputas laborales. El índice Stoxx 600 de materias primas avanzaban un 2,5 por ciento.